07 julio 2007

Dos años sin Bulldog

Hoy se cumplen dos años sin nuestro amigo José Luis. Dos años en los que han pasado muchas cosas, pero nada ha cambiado en aquello que nos hizo conocernos, la lucha anti-zETAp.

Bulldog, te seguimos recordando, esperando que en pocos meses podamos dedicarte un cambio de gobierno, tan necesario para nuestro amado país.

Un abrazo, allá donde estés.

07 julio 2006

Siempre te recordaremos

José Luis, allá desde el Cielo, amigo, que sepas que tu recuerdo es inmenso, que tu mujer no está sola, que GR/ MC seguimos siendo una gran familia y esperemos que nos envíes un cargamento de fuerzas extras para terminar de doblegar a ZP.

Va por tí, Bulldog!

Un año sin un buen amigo

Hace un año que nuestro querido amigo José Luis (Bulldog para todo el MAZP) nos dejó y no dejamos de echarle de menos. Fue siempre un ejemplo para todos, la luz guía en El Zapatazo y un valioso luchador anti-zETAp lo que, en los tiempos que corren, hace que le echemos aún más de menos si cabe, ya que él representaba como pocos el compromiso que tenemos los “no progres” con causas casi perdidas en la dictadura de facto en la que vivimos: la de la dignidad, la de la solidaridad con las víctimas del terrorismo, el compromiso con la libertad personal y de expresión, el amor a España, a su indivisibilidad y la igualdad de todos sus ciudadanos, entre otras muchas.
Pero, por encima de su faceta de miembro distinguido del MAZP, Bulldog era una gran persona (de lo cual era muestra su infinito e incondicional amor por los animales), un gran moderador (duro cuando era necesario y comprensivo y ecuánime en el resto de las ocasiones) y un forero brillante y divertido. Además era un madridista confeso e irredento (esperemos que este año el equipo de nuestros amores vuelva a la senda de triunfos a las que nos tenía acostumbrados y él pueda disfrutarlo desde el cielo).

José Luis, allá donde estés seguirás siendo un ejemplo para todos nosotros y nunca te olvidaremos. Un abrazo para su viuda, Carmen, y para todos los que, un año después, siguen recordando al gran Bulldog.

Crepúsculo

CREPÚSCULO

Hora de soledad y de melancolía,
en que casi es de noche y casi no es de día.
Hora para que vuelva todo lo que se fue
hora para estar triste, sin preguntar por qué.

Todo empieza a morir cuando nace el olvido.
Y es tan dulce buscar lo que no se ha perdido...
¡Y es tan agria esta angustia terriblemente cierta
de un gran amor dormido que de pronto despierta!

Viendo pasar las nubes se comprende mejor
que así como ellas cambian, va cambiando el amor,
y aunque decimos: ¡Todo se olvida, todo pasa...!
en las cenizas, a veces nos sorprende una brasa.

Porque es triste creer que se secó una fuente,
y que otro bebe el agua que brota nuevamente:
o una estrella apagada que vuelve a ser estrella,
y ver que hay otros ojos que están fijos en ella.
Decimos: ¡Todo pasa, porque todo se olvida...!
y el recuerdo entristece lo mejor de la vida.

Apenas ha durado para amarte y perderte
este amor que debía durar hasta la muerte.
Fugaz como el contorno de una nube remota,
tu amor nace en la espiga muriendo en la gaviota.
Tu amor, cuando era mío, no me pertenecía.
Hoy, aunque vas con otro, quizás eres mas mía.

Tu amor es como el viento que cruza de repente:
Ni se ve, ni se toca, pero existe y se siente.
Tu amor es como un árbol que renunció a su altura,
pero cuyas raíces abarcan la llanura.
Tu amor me negó siempre lo poco que pedí,
y hoy me da esta alegría de estar triste por ti.
Y, aunque creí olvidarte, pienso en ti todavía,
cuando, aun sin ser de noche, deja de ser de día.

Jose Ángel Buesa

Un año sin José Luis

Hace mucho tiempo que no escribo en mi blog por falta de tiempo, pero hoy vuelvo a hacerlo por ser el aniversario del fallecimiento de nuestro querido compañero Bulldog - José Luis.
Hoy se cumple un año. Un año muy largo sin su compañía virtual, pues no tuve la gran suerte de conocerle en persona. Un año sin sus comentarios llenos de sensatez, bien documentados y con sus dosis de bueno y fino humor.
A él le debo muchas de las cosas que he aprendido de política. Una política que antes de las elecciones del 14 de Marzo prácticamente me la traía al pairo, pero que después de las mismas y con la llegada del actual gobierno, hizo que me rebelara y entrara "a saco" en los foros de política.
Fué así como conocí de manera virtual a José Luis, aunque desgraciadamente fué por poco tiempo, pero desde luego muy aprovechado.
José Luis: Hoy hace un año que nos dejastes para siempre, aunque siempre permanecerás en nuestros corazones y en nuestros pensamientos.
Lo que siento es que ésa enfermedad que te quitó la vida de forma tan rápida y tempranera, te privara de ver a Rodriguez fuera del gobierno de España. Desde los distintos foros en los que participaste, pusiste tu granito de arena para denunciar todos los escándalos que estaban realizando.
Nosotros vamos a intentar poner más granitos de arena para conseguirlo y ten la completa seguridad de que lo conseguiremos. Y cuando así sea, ten claro que durante nuestra celebración ante tal evento, una parte de nuestros sentimientos estarán contigo y te lo dedicaremos.
Desde éstas humildes líneas, quisiera darles un fortísimo abrazo a su familia en éste primer aniversario.
Siempre te recordaremos.

06 julio 2006

Amigos, mañana hará un año que nuestro amigo y compañero José Luís nos dejó. Víctima de la enfermedad se nos fue para siempre, pero sus valores perduran entre nosotros. Mucho fue lo que aprendimos de él y valioso fue su legado, ahora sólo nos queda afianzarlo y difundirlo como homenaje póstumo.

José Luís, no te olvidamos, permanecerás siempre en nuestros corazones. Estés donde estés tus amigos te mandamos un enorme y entrañable abrazo. Y no menos cariñoso un recuerdo especial para Carmen, inseparable de José Luis en todo momento. Animo y fuerza Reina.

21 febrero 2006

Hace 8 años

Hace 8 años que se fue, hace 8 años que la perdí para siempre...

Esa horrible enfermedad que se llevó a Bulldog se llevó en su momento a otra persona muy querida para mí. Estos días son siempre muy duros.

Intentas sobreponerte, intentas superarlo, y en cierto modo lo consigues. Consigues recordar los momentos buenos y alegres, consigues no sentir tanto dolor al pensar en esa persona querida que ya no volverá...pero todo ese esfuerzo muchas veces es en vano. Pero tenemos que ser fuertes cada día y lograr que se sientan orgullosos de nosotros, de nuestros actos, de nuestra manera de recordarlos y de quererlos

Solamente espero que estén donde estén Bulldog y "esa persona" estén bien, y estoy segura que de haberse conocido se hubieran apreciado

23 enero 2006

Voy a hablar de Carmen

Voy a hablar de Carmen. Tengo muchas ganas de hablar de ella. La primera vez que contactamos fue cuando me llamó para anunciarme el desenlace fatal. Cuando sonó el teléfono y vi quién era, me dio un vuelco en corazón porque era demasiado temprano para que Bull llamase. Con los ojos cerrados pedí a Dios que no fuera su mujer porque entonces sería una malísima noticia. Por desgracia lo fue. Creo que no pude articular más de dos palabras. Después de colgar fui llamando como pude a los teléfonos que tenía en ese momento a mano, ya que estaba en Madrid.

Ese terrible momento fue el inicio de una amistad muy preciada para mí. La primera vez que nos vimos fue en un viaje que hice a Barcelona con la excusa de ir a acompañar a mi marido a una Feria. Tenía mucho desasosiego porque hasta entonces todo había sido por escrito y por teléfono y, como ha dicho Gaviota, a Bull “le tenía tan ensalzado que me parecía una persona inalcanzable”, e iba a conocer a su mujer, la que había compartido con él media vida. No quería ni por lo más remoto removerle sentimientos ni causarle el más mínimo dolor, pero resultó todo tan fácil, como si la conociera desde siempre, que desde entonces mantenemos una amistad de lo más entrañable.

Es valiente, seria, divertida, tiene un puntazo como Bull de ironía y pitorreo y un gran sentido del humor. Tiene una envidiable fuerza interior que le está ayudando a salir del tremendo acontecimiento mucho mas rápido de lo que yo hubiera nunca pensado. Es amable, servicial, agradecida y amante también de los perros.

Este fin de semana ha venido por aquí y hemos paseado, cenado, tomado una copa y sobre todo, hemos hablado y, creedme, ha sido fantástico. No voy a decir que le gustó este blog, porque ya lo ha puesto ella misma, pero sabed que me ha repetido muchas veces la alegría que le causó.

Estoy muy contenta de ver como está y quiero desearle lo mejor en la vida, esa a la que ella no ha dado la espalda como mujer admirable que es.

Un abrazo muy fuerte, Carmen.

19 enero 2006

Más vale tarde que nunca

Siento el retraso, pero Bulldog mejor que nadie sabe que ha sido involuntario.
Desde allá arriba nos habrá visto a todos estas Navidades, con pena porque pasar una Navidad sin la familia, pese a que en Solo en casa pueda parecer divertido, tiene que ser una puñeta, aunque la pases con el Gran Jefe y el resto de la Tropa Celestial, pero la santa es la santa y los perros... ¡Ay los perros...! Los mejores amigos del hombre y Bulldog era una especie de híbrido, una rara canis -con perdón por la expresión-, fiel como un perro y hombre de bien. Nunca pensé que un bulldog fuera a resultarme simpático, pero desde que empecé a ver el avatar de Bull y a tratarle me empezó a parecer un bicho muy entrañable.

Él era entrañable e hizo que para mí el foro fuera más que un sitio de debate político. Era como un bar donde charlar con los colegas y Bull era el colega que siempre te encontrabas en la barra, con la caña y los calamares, con un montón de cosas que contar, no es que fuera un abuelo Cebolleta, es que podía convertir un simple comentario en una anécdota, tenía respuesta para todo y además sospecho que no hubo un hilo en el que no participase. Vamos, que le gustaba meterse por todas partes, como moderador era su obligación, como participante disfrutaba como un marranillo en un charco.

Confieso públicamente que yo cuando andaba aburrido y estaba hasta el gorro de las ZoPenqueces y no quería comentar nada de política me ponía a buscarle. Iba a los hilos donde él escribía y ponía algún comentario detrás, en plan divertido, esperaba a que él me contestara y volvía a atacar con alguna maldad. Como tenía un sentido del humor envidiable había hilos de tirarse por el suelo, solían ser los menos relevantes, pero cuando cerraba la ventana o volvía a las obligaciones me iba con esa cara de felicidad que tienen los que han pasado un rato divertidísimo.
Creo que muchos hacían algo parecido porque nos lo pasábamos teta, con perdón, y teníamos en la cabeza que el ZoPenco y su caterva jamás podrían quitarnos la risa y el buen humor.

Alguna vez que entró una moza nueva en el foro en seguida la avisaba de "un florero andante" que acudiría a darle la bienvenida y echarle piropos. Me lo imaginaba esperando a ver la respuesta y casi que me hacía más gracia eso que saludar a la nueva forera.
También me mandaba privados avisándome de alguna falta que se me colaba y "se metía" mucho conmigo y una vez hasta me hizo una pregunta sobre un latinajo, como si estuviera interesadísimo, mantuvimos 3 ó 4 intercambios de preguntas y respuestas. Lo hizo sólo para fastidiar, él mismo me lo reconoció, y yo reconozco que lo mandé a esparragar. Pero los dos lo hicimos con talante ¿eeeeh?


No sé dónde leí un piropo amistoso muy bonito "pensé que habías muerto porque he oído hablar muy bien de ti". Es curioso, pero siempre pasa igual y además no aprendemos.

Como tengo el honor y el privilegio de conocer en persona a prácticamente todos los que te han escrito aquí, querido Bull, voy a tratar de enmendar ese error humano y a mandarles a través de ti un abrazo sincero y si alguien me pregunta por alguno hablaré cojonudamente de él o ella, como se merece, como te merecías tú. Porque más vale tarde que nunca, para todo, en esta vida.

10 enero 2006

ProfesorM en recuerdo de Bulldog

Os hago llegar la contribución de ProfesorM, uno de los foreros emblemáticos de El Zapatazo que también ha querido recordar a José Luis.

¿ Qué decir de Bulldog ? He estado reflexionando un rato sobre Bulldog tras el mensaje que me ha enviado Chesk sobre su blog de homenaje. Muchas son las cosas que se me ocurren. Desgraciadamente, no disfrute ni de su compañía ni de su amistad. Eso sí, compartí con él foro en "El Zapatazo". Como muchos otros, creo que "saltamos" todos a la arena política en Internet después de los cuatro días de infamia. Y aquel foro, testigo y depósito de la famosa cintateca de la SER, fue testigo de sus mensajes. Decir que pocas veces he visto persona con una forma de escribir tan simple y serena, tan dura como educada, tan sencilla como completa. Jamás un insulto, jamás un comentario fuera de tono, ni una sola inexactitud. Nada. Si alguna vez quisiera escribir como alguien en un foro de Internet, me gustaría hacerlo como Bulldog. En la vida, te encuentras con mucha gente. Los hay buenos y malos, insignificantes o magníficos, despreciables o inmejorables. Bulldog era de esos que dejan huella. No sé donde lo leí o quien la dijo, pero hay una frase que retrata esto: "Los primeros en irse son siempre los mejores." No sé si Bulldog era o no creyente. Ni yo mismo sé si existe el cielo o el infierno. Pero Bulldog no dudo ni por un solo instante, que nos estará mirando desde el cielo, sentado junto a San Pedro, mirándonos y sintiéndose orgulloso de como unos pocos, cada uno poniendo su granito de arena, seguimos dando la batalla. Por tí, Bulldog. Por el mejor.

ProfesorM

09 enero 2006

Faltaba la persona mas importante: Carmen


Hola a tod@s

Ya podéis suponer la ilusión que me ha hecho este regalo de Reyes que me anunció Paloma unos días antes advirtiéndome que sabía cuál sería mi regalo y que no era un perro, a lo que yo le contesté que menos mal, que si fuese otro perro, que viniese acompañado de un cuchillo de hara-kiri para mi. Cuando abrí el correo la mañana de Reyes me encontré la dirección del blog acompañada de una nota de incertidumbre, pues mi querida Paloma no sabía si llegaba en el mejor momento, a un día que se cumpliesen los seis meses de la muerte de José Luis y temía que pudiese remover más mi dolor que otra cosa.

La pérdida de José Luis, anunciada desde el día que se confirmó el dianóstico de su enfermedad, me llevó a tener la sensación de haber naufragado y sólo el instinto de supervivencia me hacía vivir. Además, los primeros restos del naufragio de afloraban eran los más dolientes, los que en lugar de ayudarme a seguir a flote pesaban como un lastre. He contado con mucha ayuda, de mi familia, de mis amigos, de mis nuevos amigos que sois vosotros, y en especial de toda una vida con José Luis, de los buenos recuerdos, del amor compartido y todo ello es lo que me ha convertido de nuevo en persona, distinta de la que era antes, seguro, pero creo que ya me he podido sacudir el estatus de superviviente que he llevado a cuestas durante bastante tiempo. Por eso los temores de Paloma eran infundados y le contesté que vuestro regalo me había emocionado mucho, pero que sonreía al leer los comentarios y no lloraba.

La época de José Luis en el foro fue muy satisfactoria para él. Estaba contento y orgulloso de ser el moderador y muchas tardes las pasaba yo a su lado leyendo un libro mientras él escribía en el ordenador. Me explicaba que si se había colado un rojo, algún comentario jocoso o cómo buscaba noticias en las hemerotecas. Se lo pasaba realmente bien y además lo tomaba muy en serio, como todo lo que hacía. Cuando ingresó en el hospital, enseguida le sugerí que debíamos buscar la manera para que pudiera mantener el contacto con vosotros, porque sabía lo importante que era para él y sé también cuánto le ayudaron vuestros mensajes de apoyo en los malos momentos que pasó.


Crear este blog ha sido un gesto muy bello, un gran homenaje para una gran persona que nos ha marcado a todos. Yo he compartido más de media vida con él y os puedo decir que era auténtico, tal como le habéis conocido por su forma de escribir y expresarse y sé que os quería a todos, pese a las diferencias de opinión o a los momentos difíciles que atravesó el foro. Para mí, saber que está de vez en cuando en vuestro pensamiento y podéis recordar los buenos momentos compartidos, me llena de satisfacción. Me gustaría poder daros un abrazo en persona y estoy segura que algún día lo haré. Mientras tanto, aquí os dejo un abrazo y un beso.

Carmen

Zatalante nos recuerda su "madridismo"

Como la mayoria, sólo conocí a "Bull" a través de internet. Ambos eramos merengues, y ambos en territorio enemigo (jajajaja) ... él en Barcelona y yo en Valencia. Estos son dos privados cuando el Madrid parecía que iba a alcanzar al Barcelona. No pudo ser amigo mio:

08.May.2005
Zatalante:

Hoy hemos hecho nuestro trabajo, me duele decirlo, pero mañana soy mas CHE que nunca Laughing .

A ver si gana Alonso por la mañana y el Valencia por la tarde ...

Pasalo bien
Saludos

Bull:

Si pringa el Barça .............. se les pone el culito pequeñín. Está
jodidamente difícil esta liga, lástima del golaverage.

Uf, yo vivo a 15km de Montmeló, oigo los motores desde el jardín.



01.May.2005
ZaTalante:

Chavalote, hay liga.
Mañana me voy de viaje a Albacete ... a ver si animo desde allí y nos ayudan un poquito.

Saludos
ZaTalante

Bull:

Aaaaaaaaaaaalbaaaaaaaa, Aaaaaaaaaaalbaaaaaaaa....



A parte de esto, tengo también en mi memoria este post "gastronómico" en el que la lucha por poner el mejor plato estuvo muy reñida, ahí estaba él con su sushi y su rissoto y javi con sus sushi y su torrá. Yo desde ese día preparo el arroz de sushi como él me dijo (sale riquísimo)

Aquí


Quiero también decir que aún me acuerdo de la llamada de teléfono de Marconi (llorando), comunicándome la mala noticia. Nunca pensé que llegara a sentir lo que sentí por una persona a la que sólo conocía de internet.

Saludos

ZaTalante

08 enero 2006

De Agustín para Bull

(Soy Pachie):
Por un accidente ha fallado la exposición de la poesia que Agustín de Foxá le hizo a su propia Muerte, o a la Señora Muerte, que por ser mi poema favorito yo queria prendérselo a Bull (jose luis) en éste su Blog de homenaje.
Así que vuelvo a transcribirlo:

<< Y pensar que después que yo me muera
aún surgirán mañanas luminosas
que bajo un cielo azul, la primavera
indiferente a mi mansión postrera
encarnará la seda de las rosas.
Y pensar que, desnuda, azul, lasciva,
sobre mis huesos danzará la vida
y que habrá nuevos cielos de escarlata
bañados por la luz del sol poniente,
y noches llenas de esa luz de plata
que inundaban mi vieja serenata
cuando aún cantaba Dios, bajo mi frente.
Y pensar que no puedo en mi egoísmo
Llevarme ni al sol ni al cielo en mi mortaja;
Que he de marchar; yo sólo hacía el abismo,
y que la luna brillará lo mismo
y yo no la veré desde mi caja.>>

Conseguimos hacerle reir

Me hizo mucha ilusión un correo suyo cuando estaba ingresado. Fue a raíz de enviarle una birria de ripio que me pasó Gaviota. Estuve incluso dudando si se lo mandaba o no.

Como estás como un queso,
te mandamos un beso
y como nos molas mazo
te damos nuestro abrazo

(vale, me automutilaré por esto, lo prometo)


Luego él contestó:

...con su "poesía" ha logrado arrancarme la única
carcajada que he echado en los últimos días y que eso se lo agradeceré siempre, Carmen ha venido a ver qué me pasaba y también se ha reído.

Gracias

En memoria de Bulldog

Siempre me maravilló otro amigo mio que fué Agustín de Foxá y su visión ante La Muerte. Le escribiió un poema duro y sin paliativos, que reflejaban el sentimiento de impotencia y de rabia que Ella significaba al menos para él.
La pérdida de Bull en mi tambien ocasionó ese sentimiento de impotencia y de rabia, que tan bien, a mi modo de ver, supo expresar ese Agustín tan irónico como Bull aunque eso si, un poco más pendenciero. Pero al igual que Bull, un gran patriota español.

<<>> ´

Aqui estamos Bull, para que si sobre cualquier lucero nos sientes, veas que estás presente! y que no has marchado sólo hacía el abismo.

Pachie.

07 enero 2006

Mi admirado Mandeo, también se suma a este homenaje

Felices los que hallasteis en la vida
pilar robusto y santo
y sobre él vuestra torre de ensueños
habéis edificado.
¡Felices, sí, vosotros porque un día
llegaréis a gozarlos!

Nosotros, pobres locos, no supimos
al hondo azul lanzarnos
poniendo un pié en el suelo. Pretendemos
falaces sueños magnos
para ese azul nacidos,
en la tierra lograrlos

Nosotros nuestra torre de ensueños
en el aire creamos
y un apoyo buscándole en la tierra
con loco empeño vamos,
siempre errantes y siempre doloridos
con su peso ¡ay! cargados...


Te fuiste Bulldog (José Luís) y tu perrillo ya no corretea por nuestro foro, pero tu voz, fuerte, clara y comprometida, la recordaremos siempre. Yo no tuve la fortuna de conocerte, pero siempre te admiré por la firmeza de tus palabras. Una casualidad del destino hizo que tú y yo padeciéramos un cáncer al mismo tiempo. El tuyo fue mortal y el mío sigue todavía por ahí. Los débiles olvidamos que el que nace firma con la muerte un pacto y una cita a la que a veces con crueldad se demora, pero llega al fin, con luz divina a iluminar los vastos horizontes y eternas rutas de la eterna vida.

Tuviste una gran mujer, Carmen, que te acompañó, dándote su inmenso amor hasta el último suspiro y que te recuerda permanentemente. Fuiste un hombre afortunado, por tu vida y por los recuerdos felices que nos dejas.

Hasta pronto hermano.

Mandeo

06 enero 2006

Una persona de las que dejan huella

Recuerdo el jaleo que tuve con él cuando me quejaba de que nos estábamos quedando sin foreros...me equivoqué en las formas, pero por aquellos entonces ya no se respiraba un buen ambiente en el foro que tanto nos unió.

José Luis, además de responderme en uno de los post que había colgado a ese respecto, me envío varios privados en el que discutía mi modo de actuar...y no sé si fue al tercer o cuarto privado, coincidiendo con un post en el queyo respondía con la frase de "jugador de chica, perdedor de mus", me emplazó a echarnos una partidita de mus, a lo que respondí que por supuesto, pero que me tenía que buscar una buen pareja para no pagar todas las cervezas.

A los pocos días recibimos la inquietante noticia de su enfermedad...nadie de nosotros quedó impasible ante ella, aunque el optimismo reinaba en el foro, con la valiosísima información que Marconi nos estuvo dando día a día, en la que todos queríamos ver mejoría en nuestro querido chucho. Una persona jóven y con toda la fuerza que demostraba con sus palabras y su humor tenía que salir del hospital para volver a cuidar de nosotros en el foro...porque si no, nos desmandábamos. Sus palabras siempre servían de agua para apagar nuestros fuegos, sus comentarios siempre dejaban sentados a quienes debían quedarse sentados...y la Trini...¡ay la Trini!, era su pasión "secreta" (je je)...con su roja chaqueta, su rubia melena y sus siempre sabias palabras...su "pasión" por la Trini y la ironía hacían un tándem que nos hacía reir a diario.

Mis palabras sobre José Luís son las de alqguien que le conoció sólo por Internet, pero esto no es óbice para que sintiera un gran afecto hacia él, hasta el punto de que pensaba irme a Barcelona para conocerle, por la admiración que despertaba en mí saber quién estaba detrás de esas palabras. Este afecto ha crecido a raíz de todo cuanto hemos hablado de él, ha crecido porque le he conocido más y más...recordando nuestras batallas, nuestros chistes, nuestras risas...y por qué no, también nuestras discusiones.

Era nuestro amigo José Luís de esas personas que dejan una huella imborrable a su paso por la vida, y como muestra de ello, tenemos nuestras palabras y la de conversaciones que hemos tenido sobre él en el foro y en cada una de nuestras quedadas. Nadie muere mientras se le recuerde...y José Luís es muy recordado y muy extrañado por todos los que aquí le brindamos este homenaje. Él estaría orgulloso de ver cómo mantenemos aquella llama anti-ZP que él tanto se afanó en preservar (¡más de 6.000 post!), y de cómo mantenemos esa amistad, al principio cibernética, que un buen día empezó a fraguarse en EZP.

Un abrazo a todos cuantos nos hemos reunido aquí para recordar a nuestro amigo, y un abrazo especialmente a Carmen...aunque ese maldito día algunos no pudiésemos estar en cuerpo junto a ti, estuvimos en alma...nuestros corazones te acompañaron y acompañan.

Siempre echaba una mano

Han sido innumerables las veces que me he dirigido a él pidiendo ayuda. Cuando empecé a participar en los foros no tenía ni la mas remota idea de cosas tan simples como resaltar en negrita, utilizar los emoticones, añadir una cita en mis respuestas.. Me sorprendía que él, que aparentemente "no estaba online", apareciese raudo y veloz a contestar a los "incómodos" que venían a fastidiar, por lo que le pregunté sobre ello. Esta fue su repuesta como siempre cargada de buen humor:
Jejeje, es un truquito para que los rojillos se piensen que no estoy, se relajen y.........ZASSSSSSS !!!, a la yugular. Es una opción que está dentro de tu perfil y que se llama "Ocultar su status online:", la tienes que poner como SI. Por cierto, me está tocando ya los.......el Moderado ese, habrá que echarle un muerdo.

05 enero 2006

El buen fondo de Bull

Recibí una llamada telefónica, estaba de viaje, lejos, y escuché la voz de un buen amigo que me lo contaba. Mi amigo sabía que no era adecuado que me enterase por la red, y no dudó en llamarme para decirmelo personalmente. Tenía personas a mi alrededor, les conté lo sucedido y me permitieron retirarme. Cogí el coche y encendiendo un cigarro tras otro, se me caían las lágrimas de rabia e indignación. Muchas anécdotas, muchos momentos se me venían a la cabeza, unos mil pensamientos incoherentes se chocaban uno tras otro. Sin embargo, recordé la última vez que hablamos y el qué hablamos.

Esta historia había poca gente que la conocía, no voy a revelar nombres ya que se sobreentienden, pero creo que define perfectamente qué tipo de persona era José Luis. La última vez que tuve contacto con él fue el
martes 24 de mayo, por un motivo que creo que le honra. La red, es la red, la gente discute, se pelea, magnificamos sentimientos e incluso le damos importancia a lo que no la tiene. Por azares de la vida, Bull, compartía amistad con dos personas que habían tenido que dejarse de hablar por un conflicto cibernético y como suponéis, una de esas dos personas era yo.

Por ello, me escribió intentando convencerme para que recapacitara sobre el asunto, diera el primer paso de acercamiento, y dejáramos al lado todo el follón que se había armado. Sin que nadie le dijera nada, se puso a sí mismo de mediador en un conflicto en el que habían terminado enfrentadas dos personas que él apreciaba, y si hubiera tenido más tiempo seguro que hubiera conseguido su objetivo.

Mi respuesta fue que tenía que tomarme tiempo, pero sinceramente, estoy prácticamente segura que de la forma que Bull intercedió, no hubiera podido decirle que no, y ahora tendriamos una vista distinta de todo el panorama antizp. Él demostró que con su forma de actuar, de saber estar e incluso de utilizar las palabras se podía creer que lo imposible era posible en aquellos días de peleas y confrontación en la red.

A un amigo que no se ha ido de nuestros recuerdos

Todavía parece ayer cuando veía los mensajes de Bulldog en el foro. No tuve la suerte de poder hablar con él por el messenger, pero era una persona que era muy querida por todos, por su bondad, su buena educación y porque se veía que tenía un corazón enorme, sin maldad alguna. Recuerdo además que no había ningún momento en el que no estuviera por el foro y a la mínima conseguía un enlace o respondía con un sentido del humor bastante peculiar. Era gratificante leer sus comentarios, y ello te animaba a seguir escribiendo a pesar de que hubiera momentos en los que había un desánimo general en la gente. Así fue durante más de un año, hasta que desgraciadamente un día nos tuvo que abandonar por causas mayores: estaba enfermo. Todos al instante le dimos ánimos, que aun siendo desconocido, había demostrado en múltiples ocasiones todo lo que valía, que era mucho.

No sabía qué edad tenía exactamente, pero me imaginaba que sería fuerte y saldría adelante, desgraciadamente ocurrió lo peor de todo, y el día que se supo la noticia, fue un golpe muy duro para todos. Yo tampoco pude evitar las lágrimas, y mucho menos cuando aparecían mensajes suyos pasados, que por desgracia es lo único que nos queda a los compañeros de Internet.

Ya ha pasado medio año desde que nos dejó, pero Bulldog no se ha ido de nuestros recuerdos, y no se irá, a las personas como él nunca se las olvida.

Y a ti, Carmen, te doy un abrazo enorme y muchísimos ánimos para seguir adelante y ser feliz, que la vida sigue siendo hermosa a pesar de todo. Hazlo, él te animaría porque quiere lo mejor para ti. Además, no olvides que siempre estará contigo, aunque sea desde el cielo.

Abrazos.

Recordando una conversación con Bulldog

Ya conocéis el amor que sentía nuestro amigo por los animales. Una vez me contó que, durante su luna de miel, en Menorca, acogió a una gata con ocho gatitos lactantes en su bungalow, ya que le dieron pena porque estaba lloviendo mucho, y allí estuvieron cobijados durante ¡casi una semana!, con la consecuente resignación de su esposa; quién también sentía afecto por los bichos.

También se presentó en el bungalow, dos días antes, con un cachorro de pastor alemán abandonado. Como no se lo podían quedar, se pusieron a la tarea de buscarle amo por toda Menorca; preguntaron a una guarda urbano por una protectora de animales, quién le dijo: "A este perro yo lo conozco, es hermano del mío y conozco al amo"; Bulldog pensó: "Y yo". Fue a entregárselo a su amo, que estaba en un mugriento bar, y cuando éste vio al perro, le preguntó: "Oyes, ¿se le pondrán las orejas tiesas?", con el fin de saber si el can era de raza. Como nuestro amigo sabía por dónde iban los tiros, le replicó que no; entonces ese sujeto le dijo que "pasaba del perrito, que no lo quería".

Total que Bull se volvió al bungalow con el animalito, siguió buscando dueño hasta que al final, se lo quedó un payés que tenía una finca con vacas, y necesitaba un perro para vigilarlas; este animal vivió durante mucho tiempo y fue feliz; esto fue comprobado por nuestro amigo, que iba mucho a Menorca y así seguía en contacto con su protegido.

¡Siempre vigilante hasta el último momento! También confesó que "era peligroso con lo de los bichos" (palabras textuales), queriendo decir que no toleraba los malos tratos ni los abandonos de los animales, nuestros hermanos menores.

Así era José Luis, un gran amante de los animales y una gran persona.

Los valores de Bulldog

Todos los que conocimos cibernéticamente a Bulldog sentíamos un gran cariño hacia él, estábamos deseosos de leer sus comentarios, era tal su impronta en los foros que todos deseábamos su amistad.

Bulldog era algo más que un forero, sus cualidades y valores, que sabía trasmitir con convencimiento, sus brillantes comentarios que siempre aderezaba con un fino y elegante sentido del humor, le hacían ser una persona apreciada y estimada por todos los que formábamos parte de los foros donde él participaba.

Eran muchos los atributos que adornaban a Bulldog, de ello me di cuenta tanto por sus comentarios como por las conversaciones privadas que teníamos. Si hubiera que destacar alguno me quedaría con dos: el respeto que profesaba por todo el mundo y el cariño que sentía hacia los suyos, a su mujer, a sus amigos y a sus queridos perros.

Siempre se ha dicho que detrás de un gran hombre hay una gran mujer. En el caso de Bulldog era más que cierto. El afecto que sentía su mujer por él, el sacrificio que demostró durante su enfermedad y la entereza después del fallecimiento así lo ratifican. Mi admiración hacia ella por todo eso.

Mucho nos entristeció la enfermedad de Bulldog y más nos dolió su triste desenlace. Ya no le tenemos entre nosotros, pero sí perduran sus valores. Por ello su recuerdo significa para muchos de nosotros algo muy especial, algo que su muerte no podrá borrar nunca. Su cariño y su amistad permanecerán entre nosotros pues son más fuertes que la propia muerte.

Parece que fue ayer

Parece que fue ayer cuando nos enteramos de la enfermedad de nuestro compañero de batallas. Un buen día supimos que él estaba lidiando una guerra mucho más importante que una simple lucha política.

Lo hemos leido muchas veces en los foros, posteando como si no pasara nada, dándonos ejemplo a todos de alegría y optimismo.

Desde aquí me gustaría no solamente recordar a nuestro compañero que ya se ha ido y que siempre recordaremos por lo duro de su partida, sino que lo bonito es que su ejemplo sirva a otras personas en su situación y que su fortaleza llegue a cada una de ellas. Quiero mandar mi mensaje de ánimo a tantas personas enfermas o que están pasando una situación así en alguien de su familia porque el apoyo de la gente que está a su alrededor es importante y lo crean o no, el optimismo ayuda a superar los tratamientos.

Un beso a todos y espero que se siga animando más gente a participar en este bonito blog de recuerdo.

Unos poemas a Bulldog

Recuerdo el optimismo que me llenaba cuando me enteré de que Bulldog estaba enfermo. Si bien no era algo banal, yo contaba con la experiencia cercana de que esas cosas se pueden superar. Y además, Bulldog, era joven. Todo me hacía pensar que saldría adelante.

Por eso, mis primeros mensajes a Bulldog, ya en el hospital, fueron de positivismo. Como le dije una vez, viajo relativamente a menudo a Barcelona, así que la próxima vez organizamos algo y nos tomamos una copa juntos. No hubo posibilidad. La siguiente vez que viajé allí, fue el día después de su funeral. Me siento tan egoísta al desear haber ido a Barcelona antes sólo para conocerle. Porque quizá en el fondo yo no contara con la necesidad de ir para apoyarle a superar algo que internamente yo daba por vencido. Porque sí. Porque José Luis, por lo poco que le pude conocer a través del foro, de mensajes privados y de lo que me comentaba la gente, era, más que el perro, el hueso duro de roer. Tanto que incluso planeamos hacerle un regalo cuando saliera del hospital, pero eso se lo dejo a Gaviota, si quiere contarlo.

Otros mensajes que envié al hospital fueron poemas. Pensé que el hecho de que viera algo lírico entre las cartas le haría olvidarse del dolor y del momento. Os copio los poemas que le envié. Ahora que los leo, los noto cargados de tristeza, como presagiando lo que no quería que fuera.

Hoy hace calor. Ya llega el estío.
Siento el dolor de unas manos calladas
y el cariño apagado de almas pasadas.
Hoy hace calor. Y aún tengo frío.

Echo en falta el tiempo y lo que fue mío.
Las bromas, los chistes, las risotadas.
El timbre ténue de las campanadas.
Las caricias son como agua de río.

Refrescan tanto y te dejan vacío.
El fuego del alma nunca se pierde.
Es como el lento tictac de un reloj.

Un murmullo vital, amigo mío,
un ruiseñor que cantando te muerde.
Te echamos tanto de menos, Bulldog.

Miro al cielo a través de mi ventana.
Pienso en las cosas que hacen vivir.
Los amigos, el amor, sonreír...
Miro al cielo al despertar de mañana

y sueño, con esa inocencia vana
que dan los años aún por venir.
Miro al cielo, y el sol al refulgir
me despierta con canto de campana.

Bajo la vista y descubro quién soy:
un soñador con el alma encendida,
un pensamiento de infinito azul.

Respiro. Hoy seguirá siendo hoy.
Y con un hola saludo a la vida
con nostalgia de tu persona, Bull.


El día que murió Bulldog me enteré de la noticia por Gaviota, si mal no recuerdo, muy temprano por la mañana. Me atreví a publicar el mensaje en el foro para que la gente lo supiera. Y empecé a lloriquear como un niño. En ese momento fui consciente de lo que no había hecho, de ese continuo tintineo en la conciencia que te carcome por dentro, por todo lo que pudo ser y no fue. Nunca me ha gustado particularmente el día de San Fermín; desde entonces menos aún.

¿Cómo es posible llegar a apreciar tanto a alguien a quien no conoces en persona? ¿Qué milagro de amistad es este en el que comulgamos los que escribimos en este blog?

Yo soy de la opinión de Edu respecto a la vida. Creo que nuestra principal función en este mundo es ayudar y hacer felices a los que podamos. Y José Luis, incluso con su muerte, nos ayuda a todos. Nos hace fortalecer una amistad. Nos hace recordar. Nos hace reír con su grandioso estilo. Nos hace soñar de nuevo...

Un bulldog con pedigree

En este mensaje, traigo el testimonio de Edu78M, que cómo veis, viene acompañando del siempre querido Genaro.

Bueno pues… hace unos días que Chesk me habló de esto, y me preguntó si quería participar, “no sabría que decir, yo no conocí a Bulldog”, fue mi respuesta. Pero como es habitual en mí (tarde, mal y poco) he pensado que podría ser interesante saber como le veíamos los que no llegamos a conocerle.
La verdad es que desde mis primeros días por los foros AZP, cuando leía sin participar, empecé a tener “favoritos”, uno de esos, sin duda, fue Bulldog. Siempre acertado, siempre adecuado en sus palabras, y diciendo verdades como puños. Me hace gracia pensar que me daba algo de miedo, me lo imaginaba discutiendo con esa carga de razón que siempre llevaba, y con cara de perro lleno de dientes afilados… pero ese miedo y admiración se fue truncando en respeto y casi devoción por todo lo que escribía, mezclando un excelente humor, una eterna serenidad, y la seguridad que da la razón.
El tiempo que coincidimos en los foros, apenas cruzamos más que un par de post. En uno se hablaba sobre declaraciones de hacienda, y comentando que yo pagaba y a él le devolvían, empezamos a bromear cuando le pedí matrimonio, de forma que al hacerla conjunta tuviera que pagar menos, y comentamos los problemas que podía tener, pues quien se vestía de novia y quien de chaqué, si habría dos madrinas, quien tiraba el ramo, etc; el caso es que acabamos desistiendo ante los problemas que presentaba la boda.
En otra ocasión, al hilo de un troll que se quejaba de la hipocresía de los católicos, me pidió una viñeta sobre el tema, que fue esta:


Supongo que esto le convierte en uno de los culpables de que siga haciéndolas, y aun sin apenas haberle conocido, se lo agradezco enormemente, y espero que si puede verlas, sigan gustándole. Siempre he pensado que estamos aquí para ayudar a los demás, y para hacer felices al resto, y por eso creo que la mejor manera de honrar la memoria de alguien que dedico su vida a cumplir su misión, es haciendo que esta se siga cumpliendo, y continuarla.
Así que esta va por Bull, dedicada a ZP y sus acólitos:

04 enero 2006

Regalos navideños

Muchos habeis hablado del amor de Bulldog por sus animales y su denuncia de los abusos contra ellos. Aquí os dejo uno de los posts con que Bulldog llamaba a nuestras conciencias, contra el regalo de animales como juguetes por Navidad que luego eran abandonados.

Saludos.

Medio año sin Bulldog

Veo que todos os habeis arrancado, así que me adelantaré a publicar el artículo que estaba preparando.

El 7 de julio recuerdo que empezaban los Sanfermines, por lo que después de llegar al trabajo nos pusimos a ver el primer encierro en una pequeña tele que tenemos en un cuartito. Poco imaginaba la triste noticia que me esperaba poco después cuando me llamó Marconi a eso de las 9 de la mañana: Bulldog había muerto. El gran Bulldog, el alma del foro de El Zapatazo. Me dejó helado. Intercambiamos algunas palabras y le dije si debía avisar a alguien, me dijo que bastaba con que llamara a Camara. Así lo hice y después me puse a llorar como una magdalena. En el trabajo me dieron la condolencia, la verdad es que a pesar de no haberle conocido en persona lo sentí como una pérdida muy cercana.

Entonces empecé a recordar. Aquellos primeros días en El Zapatazo en que me enviaba privados llamándome a movilizarme en mi zona. Esos tiempos en que El Zapatazo era un foro silvestre sin moderadores. Pronto se postularon Camara y Pancartero como administradores, pero el tiempo demostró que hacía falta un verdadero moderador. Hablando con Paloma le deslicé dos nombres: Bulldog y Kickjor, por este orden. No se si yo tenía voz o voto, pero deseo cumplido, Bulldog fue moderador e hizo un trabajo impecable. Siempre (o casi siempre) estaba allí, como forero era duro con los "talantosos" que venían a incordiar, pero como moderador los trató siempre justamente. Además tenía un sentido del humor genial, siempre podías reírte con él. Recuerdo por ejemplo este post. En él Krápula estaba, como casi siempre "dando por culo" (con perdón) y Bulldog, después de darle datos, enlaces y demás le soltó una contestación magistral, en vista de que Krápula no quería ver la realidad (me tuvo riendo más de 5 minutos):


Vale, entonces prueba en este otro link
http://www.generaloptica.es


Bulldog era además una máquina de buscar en internet. Un hilo especialmente brillante fue el que se hizo sobre el Prestige. En él apabulló a Monk (uno de los pocos foreros "retroprogres" salvables de El Zapatazo) con datos. Aquí os dejo el link.

Bulldog también manejaba bien el "retoque" fotográfico. Valga como ejemplo esta foto de Ricardito Royo Villanova, debidamente retocada para que cierto elemento tenga la cara de cierto politiquillo de pacotilla:




Todos conoceis la anécdota de ciertas fotos de Bulldog dándole la mano a alguien, pero esa la dejo pendiente para que la cuente Marconi.

Otro hilo en el que me pude reír mucho con Bulldog y otros amigos de El Zapatazo fue en el de las hijas de Zapatero. ¡Lo que nos pudimos reír!

Y bueno, si voy recuperando hilos de El Zapatazo los iré posteando aquí. Ahora seguiré con mis últimos recuerdos de Bulldog.

Desde que Bulldog fue moderador de El Zapatazo se dedicó en cuerpo y alma a ello, casi no se le veía el pelo por el messenger, pero cruzamos un montón de comentarios en el foro. Y cuando hice un amago de irme en El Zapatazo (a raíz de cierto incidente de la administración con Spinoza, lo que fue una de las gotas que colmó el vaso de lo que todos sabemos) al minuto tenía un privado de él interesándose por mí. Cruzamos impresiones, le dije lo que pensaba de la situación y me dio la razón en parte; yo le pedí que intentará hablar del tema con los administradores... Y bueno, al poco tiempo Bulldog desaparecía de escena por su enfermedad. De hecho creo que su presencia habría bastado para calmar los ánimos y evitar la caída en desgracia de aquel magnífico foro. Pero eso es otra historia.

Todos le mandamos ánimos a Carmen y a él a través de Marconi; poesías, palabras de ánimo, fotos, montajes... Y bueno, en mi caso al menos, no quisimos ponernos en lo peor. Por eso su muerte nos impactó más aún. Este blog, las innumerables firmas en su memoria en GR, El Pancartazo y otros foros, y las múltiples veces en que le recordamos son la prueba de la gran huella que José Luis dejó en muchos de nosotros, el vacío que dejó que será muy difícil de llenar y lo mucho que le echamos de menos. Creo que uno de los primeros brindis que haremos cuando Zapatero abandone La Moncloa será en su honor. Por que él fue una de las personas que pusieron las primeras piedras del movimiento anti-ZP.

Bulldog, fue un placer y un honor compartir foro contigo. Nunca te olvidaré. Me hubiera encantado conocerte mejor, haber hecho esa quedada en Barcelona... Pero bueno, un día u otro la haremos, y nos tomaremos unas rondas en tu honor. Hasta siempre amigo.

Y un abrazo muy fuerte para ti, Carmen, cuando leas estas líneas.

Érase "Bulldog" en Internet

Es curioso lo que hace internet: además de otras cosas, simplifica mucho la complejidad que entrañan las relaciones entre las personas. ¡Qué excelente medio de comunicación!

Pero, sobre todo, demos gracias a internet por haber facilitado que todos los simpatizantes del movimiento antizp llegáramos a conocer a Bulldog. ¡Qué maravillosa oportunidad nos brindó la tecnología! Una vez más, la unión frente a las adversidades, en este caso, políticas, logró una combinación perfecta y se creó así este gran grupo de personas del que también formó parte nuestro querido amigo.
Él ya no está, y podríamos llegar a pensar que, al menos, no tiene que presenciar ni sufrir más a nuestro acérrimo enemigo; que así no se desespera ni angustia pensando qué pasara con este país, como nos pasa a muchos. Pero no pienso eso. No puedo pensarlo. Y es que, a pesar de todo lo que estamos viviendo en España, sería mucho mejor si él estuviera aquí.

Excelente conversador, mejor moderador, y con esa pizca de salero para poner la puntilla, siempre que era preciso, a cualquiera que osara salirse del tiesto, Bulldog era la referencia del foro. Y es que saber comunicar está bien, pero si encima lo haces con gracia, está mucho mejor.

Fue una terrible y dolorosa pérdida para sus familiares y allegados, sin duda, pero también lo fue para todos nosotros, que le queríamos y apreciábamos a nuestra manera "virtual", pues así le conocimos. Pero, a buen seguro, aquellos que le conocían en persona y bien, si leen nuestras líneas, estarán de acuerdo con todo lo escrito, y se alegrarán también de que le hayamos hecho este pequeño pero sentido homenaje.
¡Qué estupendo medio para poder enviarle, allí donde esté, nuestros cariños!.

FOREVER IN OUR HEARTS

El baneo inesperado

Al igual que Consuelo, tengo alguna que otra anéctoda con Bull, y en concreto, hay una que me hace mucha gracia. En noviembre del 2004, en una de esas madrugadas que puedo estar delante del monitor, hubo un troll -un pesado de troll catalán- que no paraba de registrarse en el foro de www.gruporisa.com y poner mensajes que decían: "Soy Anita Botellín".

Después de tres baneos consecuentivos, el borrado de más de cien mensajes, mi paciencia se agotó, desapareció y me hizo tomar medidas drásticas como banear todo el dominio de la cuenta de correo que utilizaba -desde ese día nadie que tenga correo de la televisión catalana puede entrar en el foro- y banear su IP. Inmediatamente de tomar estas medidas, me fui a dormir, tranquila, sonriente pensando que ya no tendría ni un sólo problema más.

Me desperté al día siguiente con esto:

Image hosted by Photobucket.com


Image hosted by Photobucket.com

En realidad, al que había baneado de verdad era a Bulldog. El trollete pesado, insoportable y cansino, era vecino de él por lo que aparecían con la misma IP en el recién estrenado servidor de GR. Este suceso, provocó que amigos como Reagan, Camara, Draco y demás compañeros estuvieran haciendo suposiciones maliciosas sobre si yo lo había hecho a conciencia, o simplemente fue un error.

A día de hoy, a más de uno nos sigue saliendo una sonrisa en los labios cuando nos acordamos de ese sábado 13 de noviembre del 2004. A mí la primera.

La huella de Bulldog

Ha habido gente que por diversas razones no tiene invitación para este blog. Sin embargo, no renuncian a participar en este proyecto. A continuación, uno_mas, también ha querido unirse a nosotros y estar junto a Bull en su homenaje:
No me creo con derecho, y por eso escribo con miedo, escribo con tristeza, pero sobretodo escribo con respeto. No sólo por Bulldog, si no más por aquellos que tuvieron la suerte de compartir con él su vida o al menos una parte de ella. Digo esto, porque no compartí casi nada con Bulldog, y le he conocido más de forma póstuma que cuando estaba en vida, pero porque precisamente, me parece vital e importante que me haya influido, aún sin haber hablado directamente conmigo, le quiero dedicar unas palabras.
Según mi filosofía de vida, cada uno de nosotros, es de importancia vital, pues simplemente con nuestra forma de ser "marcamos" la vida de aquellos que nos rodean... Siguiendo esa pauta, tenemos la suerte, de vez en cuando, de cruzarnos con ese tipo de personas que "marcan" más, por su alegría de vivir, por su forma de ser, sentir y ver la vida... yo no conocí a bull, pero viendo la avalancha de gente a su alrededor, me apena decir que no me ha dado tiempo de conocer a una de esas personas que estoy convencido, me habría enseñado mucho sobre la vida, y sobre la forma de vivir...
No obstante, en la gente que le rodeó vive su ejemplo, viven sus anécdotas y el reflejo de su forma de pensar, de su campaña para no regalar animales en navidad, de su sentido del humor y habilidad para trucar fotos, cosas, hechos y recuerdos, que yo conozco a través de aquellos que le conocieron a él. La gente como Bull no muere del todo, pues nunca fueron indiferentes, ni pasaron inadvertidos...
Lamento que el tiempo y una enfermedad me hayan impedido cambiar con él, impresiones, y bromas...pero hay algo que ya ha hecho, en mi, ya hay un nuevo ejemplo, en mi ya ha influido.
Las despedidas, y más en estos casos, se nos suelen dar muy mal, así que mejor nos la ahorramos...sigue adelante Bull, vive en aquellos a quienes has marcado y enseñado más...y nosotros viviremos contigo.